jueves, 10 de diciembre de 2009

La chica del pantano


Beatriz se hunde en el fango lentamente, sin apenas resistencia, dejando que el ponzoñoso ambiente la rodee para no soltarla jamás. Su cuerpo se convertirá en barro, su pelo, en algas. Así acaban los días de Beatriz. No será recordada por ningún dios.

No hay comentarios: