jueves, 10 de diciembre de 2009

Temple of love


Los placeres de la noche se deslizaron entre nosotros, ebrios de la roja luna del desierto. Mi mente dice "¿quién eres?", pero por mis labios sólo escapa el éxtasis. Lilith, Lilith. Juntos cruzaremos el tiempo bajo el manto de mil ojos. Lilith. En esta noche eterna, nunca más volveremos la mirada.

No hay comentarios: