lunes, 15 de marzo de 2010

Of the Wand and the Moon-Sonnenheim


Impresionante disco el que nos ofreció en 2005 el ex-Saturnus Kim Larsen. A lo largo de catorce cortes, el danés nos recuerda el gran poder que tiene la música desprovista de artificios, sin grandes pirotecnias, simplemente acompañado de una guitarra acústica, el apoyo puntual de instrumentos como el acordeón, efectos incluidos en su justa medida y alguna que otra
spoken-word de fondo que, junto a un par de colaboraciones más, son las únicas voces que se unen a la calmada y limpia voz del propio Larsen. Con ello, conforma un brillante disco, altamente evocador, grave en ambiente y composición, deudor de grandes del género neofolk como Death in June (especialmente destacable en el séptimo tema Hollow upon hollow) y que deja para la posteridad grandes temas como éste mismo, el homónimo Sonnenheim o, mi preferido, My black faith. Las letras, además, no desmerecen el conjunto, creando una gran armonía con la música y desgranando en ellas temas como la desesperanza o el desamor (no, no estamos ante un disco apto para cualquiera) así como otros también recurrentes en el género como puede ser el del canto a la naturaleza, lecturas subjetivas aparte, visible en Wonderful wonderful sun.

I cast my love away
twist in hell where I belong
and now you've come to see me smile
so you can be happy for a while

No hay comentarios: