martes, 13 de noviembre de 2012

Broches: Maitika

 Maitika

El Mauna Loa exigía una vez más su tributo en forma de sacrificio humano. Una lástima para Gil Elvgren, las únicas vacaciones medio decentes de su vida y tenían que acabar con él como motivo aplacador del volcán, de nuevo en erupción. Al menos, las chicas que le llevaban a su momento final alegraban estos instantes. "Si de alguna extraña manera sobrevivo", se dijo, "dibujaré como un poseso a estas bellas nativas". Y así fue con Maitika.

No hay comentarios: